lunes, 6 de febrero de 2012

Textos para segundo de secundaria

Por equipos impriman los siguientes documentos, como se soliciten

La química del pelo.elo.
Desde la antigüedad los seres humanos hemos experimentado con el cabello: los asirios y los romanos, por ejemplo, lo rizaban con fierros calientes. Los egipcios usaban pesadas pelucas negras, y se han encontrado vestigios de henna en el cabello de algunas momias. Ese pigmento vegetal que se extrae de la planta de henna se sigue utilizando no sólo para teñir el pelo, sino también para estampar tatuajes temporales en la piel.

Más allá de la raíz
El pelo es una característica distintiva de los mamíferos —aun los delfines poseen unos cuantos de ellos debajo del hocico— y en muchos funciona como aislante; permite conservar el calor del cuerpo y lo protege de las radiaciones ultravioletas del Sol. En la mayoría de los mamíferos el pelo presenta mudas periódicas que se adaptan a los cambios climáticos; cada pelo crece por la acumulación de células muertas y proteínas, tarde o temprano se cae y es reemplazado por uno nuevo. Aunque en el ser humano las funciones vitales del pelo son casi nulas y predominan las de carácter psicológico y social, se conserva este ciclo. Al igual que las uñas, el pelo no tiene vida; está constituido por largas cadenas de proteínas, la más importante de las cuales es la queratina. Como todas las proteínas, la queratina está formada por la combinación de aminoácidos. En la queratina en particular predomina el aminoácido llamado cisteína, que posee un átomo de azufre. Las cadenas de queratina se acomodan de forma paralela, como los delgados hilos que forman un cable, y se mantienen unidas por medio de tres tipos de enlaces químicos:
• Puentes de hidrógeno, que se dan entre un átomo de hidrógeno y otro átomo muy electronegativo (que atrae fuertemente a los electrones), como el oxígeno.
• Puentes salinos entre un ácido y una base, que se dan por la atracción de dos sustancias con cargas eléctricas opuestas.
• Puentes disulfuro: enlaces covalentes entre los átomos de azufre de las cadenas vecinas.
Los enlaces de hidrógeno y los puentes salinos son enlaces débiles y las moléculas de agua pueden romperlos de forma temporal; es por eso que para acomodar una cabellera rebelde o probar un nuevo peinado, tenemos que humedecer el pelo. Con la humedad los puentes de hidrógeno y salinos se separan, posteriormente, al eliminarse el agua por evaporación, dichos enlaces vuelven a formarse, pero entre secciones diferentes de las fibras que forman el pelo, manteniéndolo tal y como deseamos. En cambio, los enlaces entre los átomos de azufre de la queratina son más fuertes y no se rompen por la sola presencia del agua. De hecho, la ubicación de estos enlaces es lo que determina la forma natural de nuestro cabello. Si los enlaces se dan de forma paralela y las cadenas proteínicas se mantienen alineadas, tendremos el cabello lacio; si la unión entre azufres se da de forma diagonal, las fibras de queratina forman una especie de espiral y el cabello será rizado. La forma en que se enlazan los átomos de azufre en la queratina es determinada por la información contenida en nuestros genes.


Clementina

Publicado el 19.04.2011.
A 50 años de la primera supercomputadora científica del país, un homenaje a Clementina.
Medía 18 metros de largo, era 50 mil veces menos potente que una PC actual y carecía de monitor y teclado. Sin embargo, la supercomputadora científica, Clementina, permitió la realización de un número importante de trabajos científicos, colocando a la Argentina en el camino de la vanguardia tecnológica. A 50 años de su puesta en marcha, el Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y la Fundación Sadosky proponen una serie de actividades participativas.
El 15 de mayo de 1961 se puso en marcha Clementina, la primera supercomputadora del país en el Instituto de Cálculo en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Foto: FCEyN – UBA.
Fuente Agencia CyTA – Instituto Leloir.
Buenos Aires, 15.04.2011. Poco falta para celebrar el 50° aniversario de la puesta en marcha de la primera supercomputadora científica del país en el Instituto de Cálculo en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la Universidad de Buenos Aires. El Departamento de Computación de esa facultad y la Fundación Sadosky tienen previsto desarrollar una amplia gama de actividades conmemorativas. Mesas redondas, conferencias con participación de los antiguos usuarios, un concurso de cuentos y otro de ensayos son sólo una parte del programa previsto.
Luego de un prolongado proceso de instalación y de pruebas, el 15 de mayo de 1961 se dio inicio al uso de la computadora y a las actividades del Instituto de Cálculo. Esa computadora tenía 5 mil válvulas, era 50 mil veces menos potente que una PC actual y medía 18 metros de largo. No tenía monitor ni teclado: había que ingresar las instrucciones a través de cinta de papel perforada.
La computadora Mercury de la compañía Ferranti –con sede en Manchester- pasó a llamarse Clementina. “Al finalizar cada operación la máquina emitía la melodía de Oh my Darling Clementine, una canción inglesa muy popular. Aunque al poco tiempo los técnicos argentinos la programaron para que sonara un tango, finalmente la terminaron bautizando como ‘Clementina’”, informaron desde el Departamento de Computación de FCEyN.
Clementina resolvió cálculos astronómicos, ayudó a trazar modelos matemáticos de cuencas fluviales y se empleó en problemas lingüísticos y estadísticos. En ella se ocuparon alrededor de 100 personas, entre las que había matemáticos, físicos, químicos, ingenieros, sociólogos y economistas.
La iniciativa de traer esa supercomputadora fue impulsada por el grupo renovador encabezado por el decano y el vicedecano de la FCEyN, los doctores Rolando García y Manuel Sadosky, quienes ocuparon esos cargos desde 1957 hasta 1966. Otras figuras destacadas que junto al doctor Sadosky fueron responsables en traer a Clementina al país fueron los doctores Alberto González Domínguez y Simón Altmann.
“Cabe destacar, en particular, la figura de Manuel Sadosky, quien fuera el director del Instituto de Cálculo en todo ese período, un verdadero visionario que percibió el rol de las computadoras en el futuro. Lamentablemente la experiencia fue truncada en 1966, año en que se produjo el golpe de estado contra el gobierno constitucional del entonces presidente Arturo Illia, y al poco tiempo la anulación de la autonomía universitaria”, señalaron a la Agencia CyTA el doctor Ricardo Rodríguez del Departamento de Computación de FCEyN y el licenciado Raúl Carnota de la Fundación Sadosky, coordinadores de las actividades de celebración del 50° aniversario de la puesta en marcha de Clementina.
En la conocida Noche de los Bastones Largos, la policía irrumpió en la Facultad y agredió físicamente y detuvo a profesores, graduados y estudiantes. Un oficial golpeó con su bastón al doctor Sadosky en la cabeza haciéndole sangrar. Lo mismo sucedió con muchas otras personas que defendían la autonomía universitaria. Una vez ocurridos esos hechos, se produjo la renuncia de la mayor parte de los integrantes del Instituto de Cálculo, quienes conformaban la estructura orgánica directa de la carrera de computador científico.
Durante cuatro años, hasta 1970, la computadora siguió usándose para los trabajos prácticos de los estudiantes de computación, y para procesar los programas de los investigadores de esa Facultad, pero el carácter de centro científico de vanguardia, volcado a la comunidad se había perdido. Finalmente ese año dejó de funcionar. Pese al inmenso esfuerzo de los técnicos a cargo, la obsolescencia de Clementina, y la imposibilidad de encontrar repuestos, provocaron su desactivación. Por casi 10 años Ciencias Exactas careció de computadora y recién a partir de la restauración democrática en diciembre de 1983 empezó un proceso de modernización. Se creó la Licenciatura de Ciencias de la Computación y en 1985 se creó un Departamento de Computación independiente del de Matemáticas. Esto implicó la incorporación de docentes con dedicación exclusiva, una actualización del plan de estudios y la adquisición de equipamiento computacional.
Actividades para el 50° aniversario
El Departamento de Computación de FCEyN y la Fundación Sadosky tienen previsto desarrollar actividades para celebrar el 50° aniversario de la puesta en marcha de Clementina y honrar a los pioneros y “soñadores de entonces”. El evento central serán las Jornadas Manuel Sadosky que se desarrollarán los días 12 y 13 de mayo próximo.
Se realizarán mesas redondas y conferencias con participación de los antiguos usuarios de Clementina. Asimismo está ya en marcha un concurso de cuentos “Clementina, la primera computadora” y un concurso de ensayos históricos “Cincuenta años de computación en la Argentina”, cuyo vencimiento es el 31 de mayo (las bases se encuentran en http://www.dc.uba.ar/events/cincuenta/conc_lit).
Posteriormente durante la Feria Tecnópolis, a desarrollarse entre el 8 de julio y el 15 de agosto, se sumarán actividades que presentarán al público los adelantos actuales de las ciencias de la computación y su dominio por las nuevas camadas de investigadores que retoman la experiencia vanguardista de hace medio siglo.
“La celebración pretende rescatar uno de tantos hechos vanguardistas en la Argentina que quedaron truncos por un golpe de estado. Recuperar esa memoria, homenajear a los pioneros y poner en perspectiva el desarrollo de la Informática en la Universidad son los principales objetivos de este evento,” concluyeron Carnota y Rodríguez.
El cronograma de las muestras al público y las salas donde se presentarán actividades durante el 50° aniversario de la puesta en marcha de Clementina serán anunciadas en el portal del Departamento de Computación de FCEyN.


LA PRUEBA DE QUE NICOLAS CAGE ES UN VAMPIRO INMORTAL
UNA FOTO DE 1870 QUE SE VENDE POR UN MILLON DE DOLARES
Muchos pensaban que el gesto adusto y hierático del que hace gala Nicolas Cage en su ya dilatada carrera como actor era una manifestación palpable de su escaso talento para la interpretación. Pero la explicación podría ser mucho más extraordinaria: Cage es un vampiro inmotal...
Así al menos lo afirma el vendedor de una foto fechada en Teneesse en el año 1870 y en la que aparece un hombre con un extraordinario parecido al protagonista de El motorista fantasma. Una "prueba" presuntamene irrefutable de la inmortalidad de Cage que se puede adquirir en eBay por la módica cantidad de un millón de dólares.
"Personalmente creo que es él y que es una especie de muerto viviente o vampiro que se reinventa a sí mismo algo así como cada 75 años. En 150 años podría ser un político, el líder de una religión o el presentador de un talk show'", afirma la descripción colgada por el vendedor en eBay.
"Esto no es ningún truco fotográfico de cualquier clase y la imagen no ha sido manipulada con Photoshop o cualquier otro programa de diseño gráfico. Se trata de una foto original de un hombre que vivía en Bristol, Tennessee en algún momento alrededor de la Guerra Civil", continúa el vendedor que da incluso el nombre del fotógrafo que tomó la instantánea: El profesor G.B. Smith.
Y ante la insistencia de que se trata de un burdo montaje pone a disposición de los futuros compradores la posibilidad de someter la imagen a los análisis que consideren oportunos antes de realizar el pago.
La fotografía que pretende revelar al mundo la inmortalidad del oscarizado protagonista de Leaving Las Vegas ya ha recibido más de 500 ofertas de compra, todas rechazadas ya que se alejan muy mucho del millón de dólares que pide el propietario de tan curiosa imagen.
No sé si es más sorprendente la historia... o el parecido infinitamente sorprendente entre el hombre de la imagen y el actual Nicolas Cage... ¿¿Y si realmente fuese un vampiro???
Espero que te haya resultado interesante la historia... muchas gracias por tu visita... y por tu solidaridad con mi pagina vampírica jeje.
Fuente: canarias7


El estudio sobre ballenas más largo del mundo
Publicado el 08.01.2011.
Cada año, Mariano Sironi estudia las ballenas francas que llegan a la Península de Valdés, lo que ha permitido entender el comportamiento social de las ballenas juveniles
Fuente UNC | DICYT.
Mariano Sironi es profesor adjunto en la Cátedra de Diversidad Animal II de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNC, y Director Científico del Instituto de Conservación de Ballenas, organismo desde el cual hace más de 40 años se viene monitoreando a la ballena franca austral en Península Valdés.
“Nuestro trabajo en ballenas es el estudio de mayor continuidad en el mundo basado en la foto identificación de individuos. Los relevamientos empezaron en 1970 y tenemos una muy buena base de datos para saber cuándo empezaron los procesos, comparar situaciones, entender cambios. Con respecto a la mortalidad de ballenas en Península Valdés sabemos que el primer pico se dio en 2005 y en los años siguientes hubo mayor número de individuos muertos, hasta 100 en el año 2008. Eso fue muy llamativo. Encontramos tres veces más ballenas muertas que las que veníamos observando”, explica Sironi y agrega: “Esas mortandades elevadas llamaron la atención de la Comisión Ballenera Internacional que regula todo lo que tiene que ver con la cacería y conservación de ballenas en el mundo; está formada por más de 80 países.
En 2010 se hizo una reunión con especialistas en ballenas de todo el mundo, y surgieron tres hipótesis para explicar las mortandades. Una tiene que ver con la baja en la disponibilidad de alimento, como el krill, que puede hacer que las hembras estén desnutridas. La otra es que existan enfermedades infecciosas que se estén transmitiendo en la población, virales o bacterianas, y que muchas veces son difíciles de detectar. Por último, la tercera hipótesis es la relacionada con biotoxinas producidas por ciertas algas que están creciendo más que antes por el aumento de la temperatura del mar y los residuos que a él se arrojan. Estamos estudiando estos procesos para comprenderlos mejor”.
3.000 fotografías
El trabajo de observación del comportamiento de las ballenas se realiza desde un acantilado con el uso de un telescopio y se complementa con un relevamiento fotográfico aéreo. Cada año se toman unas 3.000 fotografías de alrededor de 400 ballenas. Durante los vuelos, también se registran diversas variables como el número de ballenas fotografiadas, su edad, su distribución a lo largo del perímetro de la Península y la presencia de ballenas muertas en las playas.
Durante las horas que Sironi pasa mirando hacia el mar para estudiar las ballenas, realiza seguimientos focales continuos, es decir sigue a un individuo con un telescopio, registrando cada instante en que cambia de comportamiento. “Tenés categorías de comportamientos que se pueden clasificar de distintas formas. Y lo vas registrando con el momento en que se producen, anotando la hora. Para mi tesis doctoral utilicé un programa donde estaban codificados los comportamientos en una minicomputadora. Entonces para cada comportamiento como `natación´, `salto´ se usan distintas teclas y luego se genera un resumen del tiempo que cada ballena pasó en diferentes comportamientos; por ejemplo, `pasó el 27% del tiempo sola; del tiempo que pasó con otros, pasó el 30% con adultos´, y así. Esto permite hacer una descripción bastante detallada del comportamiento animal”, explica el científico.
En esos largos días de observación, cuenta Sironi que algunos animales generan más apego por parte del investigador que otros, y se va estableciendo un vínculo con ellos: “Todos los que laburamos en el campo tenemos eso. En algún momento tenés una interacción especialmente intensa con alguno de los animales –de cerca o de lejos– y será algo que te une a ese ejemplar de manera particular. En mi caso, esa ballena se llama Mochita, nació en 1999 cuando estaba empezando mi tesis doctoral sobre el comportamiento de ballenas francas juveniles y fue una de las que más observé durante esa etapa. Le puse ese nombre porque le falta la punta derecha de la cola. Yo subía al acantilado para hacer las observaciones y cada día pensaba `a ver si aparece Mochita hoy´… Eso te va generando una relación que uno siente, aunque el animal no se dé cuenta que estás ahí”, relata Sironi.
En ese trabajo Sironi concluyó, por ejemplo, que las hembras juveniles pasan más tiempo con hembras adultas y jugando con las crías, probablemente como un modo de aprender el comportamiento maternal, mientras que los machos juveniles pasan más tiempo entre ellos, creando vínculos sociales que quizás serán relevantes durante sus vidas como ballenas adultas.
La pregunta: cuánto vive una ballena franca austral
Aunque parezca sencilla la pregunta acerca de la longevidad de la ballena franca austral es difícil de contestar al día de hoy. “Todavía no tenemos esa información porque nuestro proyecto tiene 40 años y las ballenas viven más que ese tiempo. En el Atlántico norte, hay un caso puntual de una ballena franca del norte, que es similar a la austral, que fue fotografiada en los años 30´ y luego nuevamente en los 90´. Como al momento de la primera foto ya tenía una cría, se supone que ya tenía al menos 10 años; entonces esa ballena tendría al menos 70 años cuando se la fotografió por última vez, ése es el registro actual de mayor longevidad de una ballena franca. Otros estudios sobre ballenas de Groenlandia han determinado que algunos machos pueden vivir hasta 211 años”, explica Sironi.
La conservación
“Desde el Instituto, hacemos mucho trabajo a nivel regional en Latinoamérica, somos un bloque de 40 ONGs que hemos formado un grupo con fuerte impronta conservacionista, presionando a nuestros gobiernos para que mantengan esta postura ante la Comisión Ballenera Internacional. Representamos un problema para países somos Japón, Noruega, Islandia, que tienen otra posición. Por ejemplo, Japón caza ballenas disfrazando la cacería con un programa de pseudo ciencia que consiste en cazar unas 900 ballenas por año con fines supuestamente científicos. El verdadero objetivo es vender su carne”, comenta Sironi.
El Instituto de Conservación de Ballenas lleva adelante un programa de adopción de ballenas, en el que los usuarios que colaboran pueden seguir sus comportamientos e historias de vidas, así como los estudios de los que son parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario